Dos títulos para Max Verstappen, dos escándalos para la FIA

Por segundo año consecutivo, el neerlandés Max Verstappen se corona campeón mundial de Fórmula 1 en medio de polémicas generadas por la Federación Internacional del Automovilismo (FIA) que, si bien no son responsabilidad suya, ponen una sombra en sus coronaciones.

Es preocupante que el organismo rector del campeonato mundial de automovilismo más importante de todos, en medio de una ola de popularidad sin precedentes en este siglo, se cometan errores e imprecisiones por segundo año consecutivo, y en el momento de la definición del título.

Todos los fans de la categoría tenemos, frescos en la memoria, los eventos del Gran Premio de Abu Dhabi 2021. En medio de una definición apasionante y como no se había visto en décadas, la Fórmula 1 llegó con dos pilotos empatados en puntos a su carrera final en los Emiratos Árabes Unidos. Pero un polémico fallo e interpretación parcial de la normativa del Safety Car causó una intervención en la definición del mundial.

Más allá de lo emocionante de la definición, de lo refrescante que fue ver a otro piloto llevarse la corona como el mejor -luego de casi una década de dominio de Lewis Hamilton hasta el hartazgo-, la realidad es que la FIA obró incorrectamente y de allí se desprendió una agresiva campaña de los fans de Hamilton, apoyados en la siempre incendiaria prensa británica, para exigir cambios profundos al manejo de las decisiones de los comisarios de carrera.

@colmotorfans ¡Gracias #F1! 👏🏼 Esto fue lo bueno, lo malo y lo feo de la definición en el #AbuDhabiGP 🇦🇪 #motorsport #formula1 ♬ We Are The Champions – Galileo & The Cast Of 'We Will Rock You'

Michael Masi fue el ‘chivo expiatorio’, el designado responsable, el marcado como “único culpable” de todo lo ocurrido. Por supuesto fue lanzado a la hoguera y, tras su salida de la FIA, se entendió que todo se había resuelto: después de todo el único responsable por los ‘horrores’ de Abu Dhabi se había marchado del campeonato. Todo estaría bien ahora, ¿no?.

Pues bien, con la nueva directriz compartida entre Eduardo Freitas y Niels Wittich las cosas no mejoraron, y e ciertos aspectos, empeoraron. Decisiones ambiguas, interpretaciones diferentes a las reglas según qué director de carrera estaba al mando, demoras en unas decisiones y otras espectacularmente rápidas… confusión total.

La ‘cereza del pastel’ de 2022 llegó en el Gran Premio de Japón, donde a falta de un escándalo tuvieron dos: el primero, la intervención de una grúa en plena trayectoria de los autos, con muy poca visibilidad debido a la lluvia presente toda la tarde dominical en Suzuka, y con algunos autos aún bajo velocidad de carrera. Pierre Gasly fue el principal protagonista, pasando a pocos metros de la grúa y de un comisario que estaba en plena trayectoria.

El segundo escándalo llegó con la bandera a cuadros luego de una larga bandera roja que pudo ser mejor gestionada: Max Verstappen fue anunciado como campeón mundial aún cuando la interpretación del reglamento deprotivo de la FIA, donde se tiene contemplados puntajes variables según la distancia de carrera completada: hasta el 25%, hasta el 50% y hasta el 75%.

Toda esa interpretación -que fue utilizada por analistas y periodistas de diversos medios de comunicación como se vio en vivo durante el Gran Premio- fue un desperdicio de tiempo, pues muy olímpicamente los comisarios de carrera lanzaron en vivo la declaración a través del ex-piloto (ahora entrevistador en el podium) Johnny Herbert: Max Verstappen fue campeón del mundo tras contabilizar la carrera como si se hubiese corrido completa.

Nadie entendió nada: ni periodistas, ni fans, ni los analistas de transmisión, ni Red Bull, ni Verstappen, ni Leclerc… absolutamente nadie -de los involucrados en el evento- tenían la menor idea de la forma en que los comisarios de la FIA entendieron el reglamento.

Una vez más, la FIA ha ‘metido la pata’ de la forma más espectacular posible, en esta ocasión arruinándole la fiesta al piloto y equipo que, con amplio márgen, se consagraron como campeones del mundo por segunda vez en fila. Y este caso no tiene diferencia alguna -en el impacto de su fallo- con lo ocurrido con Michael Masi en 2021, pero curiosamente, este año muy poco se ha hablado al respecto (de nuevo, gracias a una muy conveniente prensa británica).

Ya es hora de que la FIA se ponga a ‘ordenar su casa’ y resolver todos estos temas de interpretación y amigüedades de su reglamento, de ocasionar polémicas donde no debe haberlas, de dividir a los fans y opacar los logros de pilotos y equipos que, en definitiva, deben ser los verdaderos protagonistas de la historia. Es como en cualquier otro deporte: cuando el árbitro es el protagonista, algo anda mal.

Las opiniones aquí indicadas representan la postura de su autor, y no necesariamente las de ColMotor Fans.

Andres Gutierrez
Andres Gutierrez
Soy un ingeniero apasionado por el automovilismo desde los 5 años. Desde 2009 he escrito sobre motorsport en diversos portales de Argentina, España y Colombia, además de trabajar con pilotos colombianos y eventos de alto nivel en comunicaciones y prensa. Graduado de la Escuela Colombiana de Karts Rotax Senior Max.

¡Saca la bandera verde!

Suscríbete al newsletter de ColMotorFans y recibe en tu correo las noticias más importantes, transmisiones de carreras y mucho más

Lo último

También te puede gustar...